top of page
Buscar
  • Alex Ycaza Cabrera M.V.Z.

OTITIS CANINA


La otitis es la inflamación de la mucosa del conducto auditivo. Es una patología bastante frecuente en los consultorios veterinarios, muchas veces pasa inadvertida por los propietarios o no le toman la importancia que requiere.

Es importante notar que el oído del perro es un orificio natural que produce una secreción ceruminosa con diferentes fines (lubricar, proteger, etc); debido a estas secresiones los oídos tienen su olor particular, pero nunca mal olor.

La piel que recubre el conducto auditivo externo debe ser de un tono rosado pálido y su textura es muy suave al tacto. Algunas razas tiene pelos que salen de él, los cuales pueden ser depilados si fuera necesario, en tal caso deber ser realizado por un groomer profesional o un veterinario.

Las razas con mayor predisposición a desarrollar otitis son aquellos perros con orejas caídas o pendulantes (beagle, basset hound, pug), aquellos que tiene conducto auditivo estrecho (sharpei), abundante pelo en el canal auditivo externo (poodle), aunque todo perro indistintamente de la raza, edad o sexo puede sufrir de inflamación de oídos.

También hay otros factores de sirven de gatillo o activan una otitis, podemos enumerar algunos:

- Alergias alimentarias

- Dermatitis atópica

- Reacciones medicamentosas

- Enfermedad hormonal (hipotiroidismo)

- Cuerpos extraños

- Traumatismos (golpes)

- Parásitos (pulgas, piojos, garrapatas, ácaros, etc.)

- Neoplasias (tumores)

Los sígnos que podemos observar son: rascado constante con la pata o contra un objeto, el perro sacude la cabeza constantemente, llora o se queja cuando le tocan la oreja e incluso puede intentar morder, se puede notar enrojecimiento de la mucosa auricular, y en casos avanzados inflamación de la mucosa, hiperpigmentación (color más oscuro), secresión amarillenta o marrón oscuro y en algunos casos secreción purulenta.

Frente a cualquiera de estos signos el perro debe ser llevado al veterinario, y si es un especialista en dermatología mucho mejor. El evaluará el caso, realizará exámenes necesarios para llegar a un diagnóstico, pronóstico y tratamiento adecuado.

Cabe aclarar que usualmente las otitis infecciosas son de tratamiento largo y se debe cumplir al pie de la letra, caso contrario podría evolucionar y volverse crónico, para evitar esto se recomienda llevar al perro a control periódico.


33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Коментарі


bottom of page